Changuinola, Bocas del Toro

    Changuinola

    Aterrizar en Changuinola te da un pantallazo de la relevancia histórica de la provincia. Desde la ventana del avión verás miles de plantas de banano sembradas en filas interminables. Esta ciudad, que es capital de la provincia de Bocas del Toro, se desarrolló en base al banano. Chiquita Brands llegó a Bocas del Toro en 1896, cuando Panamá aún era parte de Colombia. En el 2014, Chiquita vendió su operación a un grupo brasileño llamado Cutrale-Safra pero el nombre se mantiene en las cáscaras de los bananos. 80% de los trabajadores de Changuinola trabajan para la bananera que construyó mucha de la infraestructura de la provincia incluyendo escuelas, ferrocarril, calles, acueductos y electricidad.

    Esta ciudad es la más grande en toda la provincia de Bocas del Toro y es la primera parada para aquellos que cruzan de Costa Rica por la frontera de Sixaola. Muchos turistas hacen viajes combinados entre ambos países pasando de Bocas del Toro a Puerto Viejo y Limón en Costa Rica. Anteriormente se hacían viajes en lancha al popular destino turístico de Isla Colón, pero ahora debes viajar en bus a Almirante para cruzar. Air Panama ofrece vuelos a Changuinola e Isla Colón, así que es mejor reservar directo si ese es tu destino final.

    Changuinola no es un sitio turístico; esta ciudad es más un centro de negocios y comercios. La Calle 17 de abril es la avenida principal donde se encuentran la mayoría de los bancos, restaurantes, supermercados y hoteles. Además de las oficinas gubernamentales para la provincia. Su clima es costero tropical con una alta precipitación. Los meses más secos son febrero, marzo, agosto, septiembre y octubre.

    Parque Internacional La Amistad

    Changuinola es un excelente punto de partida para aquellos que quieran visitar el Parque Internacional La Amistad (PILA). Esta área protegida es compartida entre Panamá y Costa Rica en la cordillera de Talamanca. Se protegen unas 207,000 hectáreas (511,508 acres) en Panamá. El tamaño global del parque es de 401,000 hectáreas (990,892 acres) más una zona de amortiguamiento de 15 kilómetros (9 millas). PILA es la reserva natural más grande de Centroamérica. 20% de las especies de la región viven en ella y es parte del Corredor Biológico Mesoamericano. Su importancia es tan grande que fue incluido como Sitio de Patrimonio Mundial de UNESCO en 1983. Sus bosques tropicales sirven de refugio para cinco especies de felinos grandes incluyendo pumas, ocelotes, margay, jaguares y jaguarundis. Además de 600 especies de aves, 7,500 especies de plantas e incluso 17,000 tipos de escarabajos. Dentro del parque viven tres grupos indigenas: Naso, Bribri y Ngöbe-Buglé.

    Humedal San San Pond Sak

    En 1994 se creó el Humedal San San Pond Sak con casi 17,000 hectáreas (42007 acres) de manglares, lagunas, canales y playas. Estos ambientes marino costeros son tan importantes que fueron incluidos en la lista Ramsar que es una convención internacional para conservación y uso sostenible de humedales. En sus playas anidan tortugas marinas incluyendo la tortuga verde, tortuga laud y tortuga carey. Manatíes antillanos viven lagunas y ríos, pesando hasta 550 kilos (1212 libras) por eso se les conoce como “vacas marinas”. Están en peligro de extinción y sólo se encuentran en ese sitio y en el Lago Gatún. Es un paraíso para los observadores de aves ya que se pueden ver especies como el pato real, paloma coroniblanca, loros, pericos, halcones y garzas. Otras especies visibles son perezosos, iguanas, monos (araña colorado, aullador y cariblanco), jaguar y manigordo. AAMVECONA (Asociación de Amigos y Vecinos de la Costa y la Naturaleza) es una asociación sin fines de lucro que maneja el lugar.

    Naso Teribe

    Antes de los conquistadores españoles, los Naso, también conocidos como Teribe, eran una tribu de guerreros. Hoy en día solo quedan unos 5,000 dispersos entre 11 comunidades en el Río Teribe dentro del Parque Internacional La Amistad. Este río en Naso se llama ‘Tjër Di’ ya que ‘di’ significa ‘agua’ y ‘Tjër’ es ‘gran-madre’ qué brinda vida a los ancestros. Son la única monarquía en Panamá. El rey Naso vive en Sieyik. Soposo Rainforest Adventures ofrece acomodaciones rústicas en el pueblo de Bajo Sodi. Además de experiencias culturales con los Naso incluyendo danzas típicas, clases de cocina, pesca tradicional, elaboración de artesanías o agricultura de subsistencia.

    Tour del Banano
    No hace sentido ir a Changuinola sin conocer sobre su principal producto, el banano. La cooperativa Coobana R.L en la comunidad de Puente Blanco ofrece a los visitantes una experiencia de agroturismo donde se aprende sobre el comercio justo. Esta cooperativa se certifico en ‘Fair Trade’ en el 2010. Trabajan mayormente con mujeres indígenas Ngöbe-Buglé. A las cuales les donaron una casa para que puedan tener un mercado para vender sus artesanías. Todo el proceso de la siembra, cosecha y comercialización del banano es explicado. Al igual que la historia de Changuinola y cómo surgió su agroindustria bananera.

     

 
+50 +70