Bahia Piñas

Bahía Piña

    Aterrizar en Bahía Piñas es parte de la aventura, ya que la pista empieza en la orilla del Océano Pacífico pasando por el pueblo hasta llegar al interior de la selva tropical. Este pequeño pueblo costero, ubicado a 50 kilómetros (31 millas) de la frontera de Colombia, tiene alrededor de 900 habitantes. En febrero puede llegar a recibir unas 2,000 personas que llegan para celebrar las fiestas patronales de Santa Dorotea.

    ‘Panamá’ significa abundancia de peces en lengua indígena. La pesca deportiva se practica en el Océano Pacífico y Bahía Piñas es el mejor lugar. Corrientes oceánicas ricas en nutrientes convergen en Panamá. La corriente de Humbolt o Perú trae agua fría desde la Antártica subiendo por la costa de América del Sur. Aguas cálidas bajan de Costa Rica creando una zona llena de plancton que alimenta los peces de cebo que son necesarios para que haya peces más grandes.

    Tropic Star Lodge o "Tropi" como le dicen los locales, es un hotel cinco estrellas en una colina junto a la jungla. Este hotel se fundó en 1961 por un magnate del petróleo de Texas. Lo abrió al publico con el nombre ‘Club de Pesca’ y enseguida empezó a romper récords mundiales. Su nombre actual se lo dio su siguiente dueño y casi 60 años después ha logrado unos 300 récords mundiales, más que cualquier sitio del mundo.

    Este lodge de pesca en Bahía Piñas es muy famoso ya que ha salido en innumerables publicaciones a nivel internacional. Es importante tomar en cuenta que Tropic Star Lodge cierra los meses de octubre y noviembre. La mejor pesca de marlin es de diciembre a mediados de marzo y de julio a septiembre. La pesca de cubera, pez gallo y atún es buena durante todo el año. En Puerto Piña puedes encontrar otra opción de alojamiento más básica llamada Hospedaje Bahía Piña.

¿Qué hacer en Bahía Piñas?

    Pesca

    La pesca en Bahía Piñas es tan buena por el Arrecife Zane Grey que fue nombrado por su descubridor que llegó en los 1920s en búsqueda del mejor lugar para atrapar marlin negro. Este arrecife, que queda a 20 minutos, es realmente una gran montaña submarina que viene desde la profundidad hasta cerca de la superficie. El conservacionista Guy Harvey hizo un buceo de 205 pies para fotografiar y conseguir información sobre el sitio. “Cerca de la superficie, hay cuatro especies de marlines disponibles: marlines negros, azules y rayados son los que buscan los pescadores, así como el pez vela. Otros depredadores como el pez delfín (dorado) y el atún aleta amarilla a menudo se mezclan con los jureles, bonitos y salmonetes que abarrotan las aguas alrededor del arrecife Zane Grey,” comenta su reportaje. Esta zona está protegida por el gobierno panameño que no permite pesca comercial y require que los peces sean soltados.

    Playa y Costas

    Playa Blanca es una pequeña playa de arena blanca ideal para que los visitantes se relajen y disfruten del sol. En la zona hay arrecifes coralinos con miles de peces para aquellos que quieran hacer snorkeling. La bahía de Piñas es pequeña y angosta, pero la diversidad de la zona es impresionante. Sus aguas son frecuentadas por delfines nariz de botella y ballenas jorobadas qué visitan de junio a octubre.

    Naturaleza

    Los amantes del senderismo pueden llegar a la cascada Rio Piña que queda a dos horas ida y dos horas vuelta. Es posible bañarse en la misma y en el camino se observan aves y especies endémicas. Esta zona es un corredor natural en las faldas de la Serranía de Sapo, siendo Cerro Piña, a 1300 metros el punto más alto. Algunas de las especies de aves que puedes ver son halcón gris, caracara de cabeza amarilla, guacamayo verde grande, paloma de punta blanca, pájaro carpintero de vientre carmesí y colibrí rufo.

    Encuentros con Indígenas

    Tropic Star Lodge organiza danzas indígenas tradicionales para sus huéspedes. Una experiencia más autóctona es ir en piragua (lancha hecha de madera) por el Río Jaque para visitar los pueblos de los indígenas Emberá Waunaan o Chocó. Ellos venden sus artesanías como canastas tejidas a mano o tallados en madera y tagua. Los visitantes podrán comer comidas tradicionales y ver sus casas que están elevadas ocho pies sobre el suelo.

 
+50 +70